Estimados usuarios, con sorpresa y atención leemos sus comentarios. La Hemeroteca Nacional de México no anunció la digitalización de las historietas que resguarda sino su catalogación y descripción, tarea que permite a los usuarios su consulta en las instalaciones de la HNM. No es posible que la Hemeroteca ponga a disposición de los usuarios la digitalización de las historietas completas en internet porque no cuenta con los derechos de las mismas; les recordamos que la ley mexicana sobre este asunto considera los derechos de una obra hasta 100 años después de la muerte del autor. Continuar leyendo


Series -> El Caballero de plata


El Caballero de plata
El Caballero de plata El Caballero de plata El Caballero de plata El Caballero de plata El Caballero de plata El Caballero de plata El Caballero de plata El Caballero de plata El Caballero de plata El Caballero de plata El Caballero de plata El Caballero de plata El Caballero de plata El Caballero de plata El Caballero de plata El Caballero de plata El Caballero de plata El Caballero de plata El Caballero de plata El Caballero de plata El Caballero de plata El Caballero de plata El Caballero de plata El Caballero de plata El Caballero de plata El Caballero de plata 

Imágenes reproducidas exclusivamente con fines de divulgación académica. Para utilizarlas con cualquier fin se debe solicitar permiso a los propietarios legales de sus derechos.


No. registro de HNM 000704413
Clasificación de HNM CAB.p 741.5972
Datos de la publicación: México, D.F.:
Buena Prensa
,
1955

Detalles físicos: ilustraciones 20 cm.
Volúmenes: 1 número en 1
Números: 488
Director:
J. A. Romero

Argumentista:
Susana Hernández Martínez

Gráfica:
Susana Hernández Martínez

Genero:
Aventura

Técnica:
Línea

Variante temática:
Peste
,
Colonia
,
Milagro
,

Sinopsis: En los papeles viejos de su abuelo, un joven lee la siguiente historia que está a continuación de relatar. En el siglo XVI, vivió en la ciudad de los palacios una hermosa doncella llamada Magdalena. Su padre la reprende por regalar todas sus posesiones a los pobres y le prohíbe convivir con ellos. La peste azota la región y el padre de Magdalena le prohíbe salir, pero ella no soportaba la idea de no ayudar a la gente desvalida así que decide escapar. Después de comprar medicinas, la joven inicia un recorrido por los barrios pobres y ayuda a la gente que se cruza en su camino. De pronto unas mujeres comienzan a arrojarle piedras por haber estado con las personas infectadas y mientras Magdalena corre para ponerse a salvo, un apuesto caballero en armadura de plata sale a su rescate. El caballero le dice que la llevaría a su casa, ella se sorprende de que el caballero supiera toda esa información sobre ella y le pregunta su identidad, pero este le dice que aún no puede decirle. Días después, el Marqués de Menéndez se presenta en su casa para pedir su mano, pero la joven no podía dejar de pensar en el caballero de la armadura de plata. Magdalena escapa por un respiradero del sótano para seguir ayudando a los enfermos y en su peregrinar se topa con una mujer anciana, quien se proclama como la Princesa Papatzin y la ataca pensando que esta le quiere robar sus tesoros. La anciana huye dejando a Magdalena en una choza en llamas, pero el valiente caballero de plata entra a tiempo para salvarla. La joven le agradece y le dice que tal pareciera que el diablo no quiere que ayude a los enfermos, pero el caballero le contesta que juntos lo vencerían; y desde ese entonces se convirtió en su escudero por los días y su trovador por las noches. Un día, al Marqués se le ocurre llevarle serenata a Magdalena y la encuentra conversando con el caballero de plata. Sintiéndose incapaz de competir con el caballero de plata, el Marqués se da a la tarea de espiar a los jóvenes y le informa de todo al padre de la muchacha. Don Blas encierra a su hija, pero para sorpresa de todos, el caballero de plata se queda día y noche al pie del balcón de la joven. Poco después, la joven contrae la peste y esta llama al caballero de plata en su agonía. De pronto, el apuesto caballero aparece en su habitación y todos los presentes quedan estupefactos ante la aparición de tan gallardo doncel. Este le dice que era el día de su boday que estaban destinadosa estar juntos para siempre; poniendo un anillo en su dedo el apuesto caballero le revela su identidad. Era su Ángel de la Guarda, quien se la lleva volando para sorpresa de todos. Desde aquel día, la calle en la que estaba la casa en la que habitó Magdalena fue conocida como 'la calle del ángel' misma que hoy lleva el nombre de 5º calle de Isabel la Católica.
Notas:
Descripción basada en: No. 488 (1 julio 1955); título tomado del encabezado.
Último ejemplar consultado: No. 488 (1 julio 1955).

Comentarios

Historietas relacionadas en su variante temática

Ley salvaj...

Ley salvaje

Oeste

Indios

Colonialismo

Cristianismo

Odio, ambi...

Odio, ambición y fuego

Rural

Colonia

Cristianismo

Fátima...

Fátima

Virgen de Fátima

Milagros

Catolicismo

Cruz Diabl...

Cruz Diablo

Enmascarado

Heroe

México colonial

Arriba