Estimados usuarios, con sorpresa y atención leemos sus comentarios. La Hemeroteca Nacional de México no anunció la digitalización de las historietas que resguarda sino su catalogación y descripción, tarea que permite a los usuarios su consulta en las instalaciones de la HNM. No es posible que la Hemeroteca ponga a disposición de los usuarios la digitalización de las historietas completas en internet porque no cuenta con los derechos de las mismas; les recordamos que la ley mexicana sobre este asunto considera los derechos de una obra hasta 100 años después de la muerte del autor. Continuar leyendo


Series -> Ricardo Lacroix


Ricardo Lacroix (Luego Ricardo Audaz)
Ricardo Lacroix (Luego Ricardo Audaz) Ricardo Lacroix (Luego Ricardo Audaz) Ricardo Lacroix (Luego Ricardo Audaz) Ricardo Lacroix (Luego Ricardo Audaz) Ricardo Lacroix (Luego Ricardo Audaz) Ricardo Lacroix (Luego Ricardo Audaz) Ricardo Lacroix (Luego Ricardo Audaz) Ricardo Lacroix (Luego Ricardo Audaz) Ricardo Lacroix (Luego Ricardo Audaz) Ricardo Lacroix (Luego Ricardo Audaz) Ricardo Lacroix (Luego Ricardo Audaz) Ricardo Lacroix (Luego Ricardo Audaz) Ricardo Lacroix (Luego Ricardo Audaz) Ricardo Lacroix (Luego Ricardo Audaz) 

Imágenes reproducidas exclusivamente con fines de divulgación académica. Para utilizarlas con cualquier fin se debe solicitar permiso a los propietarios legales de sus derechos.


No. registro de HNM 000657735
Clasificación de HNM CHA.m 741.5972
Publicación: Chamaco
Datos de la publicación: México, D.F.:
Pub. Herrerías
,
1950
 - 1950
Detalles físicos: il. 19 cm.
Números: 3993 - 4161
Argumentista:
Carlos Riveroll del Prado
,
J. M. Ureña

Gráfica:
Juan Reyes Beiker

Genero:
Aventura

Técnica:
Línea

Sinopsis: Adaptación a historieta de la legendaria serie radiofónica titulada Carlos Lacroix (la de la famosa frase: '¡Dispara, Margot, Dispara!'), transmitida a partir de los años cuarenta por la XEW, donde primero Arturo de Córdova y luego Tomás Perrín interpretaban a un detective galán, mientras la actriz Velia Vegar hacía el papel de la secretaria Margot. Los primeros guiones de la historieta son de Carlos Riveroll del Prado (el argumentista original del radioteatro) y los dibujos de Juan Reyes Beiker, quien también había colaborado con Riveroll en la adaptación de El Monje Loco (ver en este catálogo). Además de las intrigas policiacas, la serie explota la ambigua relación (profesional y amorosa) entre el festivo detective ('siempre dispuesto a borrar con una broma las malas impresiones') y su secretaria, de apariencia frágil pero de armas tomar. A Lacroix lo asedian las mujeres y Margot siempre debe reprimir sus celos y cumplir sus deberes sin chistar, de modo que el suspenso de la serie también radica en saber cómo se resolverá la neurótica relación de la pareja. Al igual que los del El Monje Loco, los casos se desarrollan a ritmo de radioteatro, es decir en capítulos más o menos breves. La acción sucede lo mismo en Londres, donde Lacroix aclara el caso de André y su madre ciega, que en Dakar, 'el punto más occidental de África', donde el detective investiga un caso de contrabando de cocaína (aventura en la que Lacroix está a punto de sucumbir ante los encantos de la astuta y bella Jeannette). En Bamako, Lacroix y Margot siguen la huella de una familia perdida y se enfrentan a la tribu Bantuka, que ha secuestrado a uno de los niños de esa familia. En medio de esta aventura, la serie cambia su título -Ricardo Audaz por Ricardo Lacroix- y también de argumentista, quizá por un conflicto de derechos entre la radiodifusora y la revista. Esto explicaría que en la primera etapa de la serie, el protagonista del cómic se llamara Ricardo y no Carlos, como en el radioteatro. Los guiones de Ricardo Audaz los firma J. M. Ureña, aunque curiosamente la aventura continúa en el mismo punto donde la dejó Carlos Riveroll del Prado. En la continuación de la serie, el juego con los nombres de Carlos-Ricardo continúa: Lacroix y Margot salvan al niño secuestrado por los Bantuka y, una vez a salvo, deciden adoptarlo y llamarlo Carlos. Sin embargo, al regresar a Europa reciben desde Canadá una carta de los padres del niño, al tiempo que una tía ofrece a Ricardo su herencia, siempre y cuando deje su vida aventurera. Mientras el detective y Margot analizan la propuesta, una misteriosa mujer que forma parte de la banda de John el Negro decide raptar a Carlos y matar a Ricardo Audaz. El niño elude el secuestro, pero los maleantes se llevan a Margot y dejan mal herido al detective. En 1966 Editorial Palogra edita de nueva cuenta una historieta de las aventuras del detective radiofónico, con dibujos del espléndido Arturo Casillas. Ramón Gay interpretó al personaje en la película titulada El crimen perfecto, dirigida por Zacarías Gómez Urquiza en 1959.
Notas:
Descripción basada en: No. 3993 (1 mayo 1950); título tomado del encabezado.
Último ejemplar consultado: No. 4161 (16 oct. 1950).

Comentarios

Rosa María Medina

Publicado el

866-Bellos recuerdos de aquella hermosa época, donde la familia esperaba con ansia sus programas de radio favoritos para escucharlos todos, con mucho interés.

Lyla

Publicado el

762-Recuerdo mi niñez con ese programa, era increíble oír la radio de ayer dejaba mucho a la imaginación.

Rose Mary Pérez y Pérez

Publicado el

580-Rosemaryperez@yahoo.com Excelentes trecordatrios y comentarios, un verdadero patrimonio sentimental, de toda una época yo creo con más valores y daba lugar a reunirse los adultos, los niños escuchábamos y nos emocionaba Geacias. Ojala las grabaciones subsistan

Rose Mary Pérez y Pérez

Publicado el

579-Gracias por los recuerdos

Raimundo Marconi

Publicado el

344-Al principio del articulo se menciona la frase "dispara Margot" pero en el programa de radio se decia "Cuidado Margot" y ella respondia "Dispare Carlos, Dispare" pues ella era la secretaria y no tenia pistola, lo de "dispara Margot" era una broma y se decia para parodiar la serie, seria interesante conseguir una grabacion antigua y subirla a Internet.

JAIME PONTIGO

Publicado el

41-Una felicitacion buscaba informacion de la serie radiofonica Carlos Lacroix'' y encontre una muy buena rseseña de la historieta Chamaco, que recreo la idea principal de la serie radiofonica. Ceo que si deberia haber una labor de mantenimiento a los hipevinculos ya que no funcionan. Jaime Pontigo, Cuernavaca

Arriba